Trajes de caballero

trajes-de-caballero

Las tendencias están a la orden del día cuando se trata de opciones de trajes de caballero, pero sea cual sea el modelo a escoger, hay ciertas reglas que se deben seguir para lucir el modelo con elegancia y masculinidad. Veamos cuáles son ellas, así tienes en cuenta como acompañar a los distintos trajes de caballero.

Reglas para llevar un traje de caballero

El uso adecuado del botón de la chaqueta

Las tendencias y diseños han evolucionado hasta nuestros días, pero una de las reglas que siempre se toman en cuenta para llevar un traje es el clásico consejo de desabotonar el botón inferior de la chaqueta. Si se trata de una chaqueta de tres botones solo se ajustará el del medio.

Además de ello, debes saber que siempre y sin ninguna excepción, los caballeros deben desabotonarse la chaqueta a la hora de sentarse.

Las hombreras y la camisa

Las hombreras son cosa seria en las chaquetas de trajes para caballero. Éstas pueden ser las causantes de formar la silueta y resaltar la espalda del caballero cuando están en el lugar correcto, pero cuando sobresalen de la caída del hombro, los resultados no son los mejores.

Cuando se lleva un traje formal, todos los detalles cuentan y la camisa es uno de ellos: esta debe sobresalir por las mangas de la chaqueta. Si esto no sucede, algo ha salido mal en la selección de la vestimenta y lo mejor es no asomarse lejos de casa.

La combinación de camisa oscura con chaqueta oscura no está mal, pero nunca superará a una camisa clara combinada con traje oscuro. Si bien es cierto que a la hora de combinar las opciones, estas son tan variadas como la creatividad lo permita, también es cierto que una combinación será más sorprendente cuando exista contraste entre sus piezas.

La chaqueta

El largo de la chaqueta es otro pormenor que se debe cuidar: esta no debe ser muy larga o corta y la mejor forma de calcular el largo perfecto es usando la regla del pulgar. Para ello, basta con colocar las manos extendidas  a los lados y fijarse en que la longitud de la chaqueta alcance la mitad del dedo pulgar.

Las arrugas en el traje son una mala señal y pueden significar dos cosas: o que este queda muy ajustado o muy holgado, y ambos extremos dañan la apariencia de quien lo luce; por lo tanto, es un detalle que se debe corregir.

La longitud de los pantalones

Los problemas de longitud se notan a sobremanera en los pantalones. No deben ser tan cortos al punto de que se aprecien los calcetines, ni tan largos que apenas se vean los zapatos. El último caso es muy sencillo de resolver si realizamos una costura en los ruedos de la pieza; y con el primer caso, hay que estar atentos desde la compra del pantalón.

Corbatas y pajaritas

Las corbatas y pajaritas son un tema que merece un apartado único, dado que los estilos, colores y combinaciones posibles son abundantes; sin embargo, escoger corbatas negras no es aconsejable cuando hay tantos colores que pueden hacer un mejor trabajo, aportando vida a la combinación de un traje de caballero.

Otros accesorios

Finalmente y como en muchos aspectos de la vida, los detalles hacen la diferencia; y en el caso de los trajes, los accesorios son ese ‘‘algo’’ especial. Los pines, gemelos, pañuelos, relojes y gafas acordes con trajes pueden ser el toque final para robar miradas.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestDigg thisTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

Comments are closed.