Cómo abrir una cerradura y no necesitar a un cerrajero

como abrir una puerta sin cerrajero

Abrir una cerradura de una puerta es tarea sencilla, siempre que se tengan los conocimientos básicos y herramientas para hacerlo. Si quieres intentarlo por ti mismo para ahorrar dinero por servicios de cerrajería, entonces sigue paso a paso nuestras recomendaciones:

¿Cómo abrir la cerradura de una puerta?

Antes que nada, debes tener a mano las herramientas adecuadas. Aunque no seas un cerrajero en Valencia, siempre es posible realizar el intento y jugar a cumplir con la tarea, aunque te aseguramos que con suficiente paciencia y mucha dedicación lo podrás lograr.

Es sencillo porque solo necesitas un destornillador y una nueva cerradura. Después de esto, sigue paso a paso los consejos para cambiar la cerradura de casa.

  • Paso 1: Lo primero que debes hacer es retirar cada uno de los tornillos que tienes a la vista. Están ubicados en la parte frontal de la cerradura. Es bastante simple, solo tienes que utilizar el destornillador para cumplir con esta misión.
  • Paso 2: Ahora saca los tornillos que están en el bombín. Para ello necesitas tener la puerta abierta. Después que hayas quitado cada uno de los tornillos, introduce la llave y gira hasta hacer que el mecanismo coincida. Luego, retira todos los objetos desde el hueco que está en la puerta.
  • Paso 3: Si la puerta tiene algún embellecedor, debes retirarlo. De esa manera será mucho más sencillo extraer la cerradura y cambiarla.
  • Paso 4: Ya que has quitado la cerradura vieja, falta colocar el nuevo mecanismo. Para hacerlo sigue los tres primeros pasos, pero a la inversa. Es decir, del paso 3 al paso 1.

Ciertas condiciones aplican. Si tu puerta es de madera es mejor que antes de colocar la nueva cerradura eches un ojo al hueco y verifica su estado.

Si notas algún desperfecto en el hueco de la puerta, procura solucionarlo agregando un poco de macilla o cera especializada.
 

Valor para el cambio de una cerradura  

Si el asunto es más complicado de lo que piensas y no quieres arriesgarte, puedes encontrar ayuda en diferentes empresas especializadas en cerrajería.

¿Conoces los tipos de cerraduras?

Cerradura de Seguridad: Cuentan con una palanca o pasadores especiales que solo se puede abrir o cerrar con una llave específica. 

Cilíndricas: Son las más tradicionales, como su nombre lo dice tienen un cilindro interno. 

Multipunto: Son las que se usan en las puertas de tipo acorazadas, son muy seguras y ofrecen la máxima protección ante maniobras. 

Empotradas: Se necesita solo una llave para ser abiertas, no tienen manilla por lo que son bien sencillas.

Estas son solo algunas de las cerraduras más utilizadas, considera que no todas podrás abrirlas por tí solo, por eso, lo mejor es dar con un equipo de trabajo responsable y comprometido como lo es la empresa de cerrajería: Cerrajeros Económicos Valencia.

Su equipo trabaja las 24 horas del día, y todos los días de la semana, por lo que puedes resolver ese asunto de la cerrajería incluso en unos minutos. También puedes consultarle sobre los tipos de cerradura que más te recomiendan considerando el tipo de puerta que tiene tu casa y oficina.

Como Desatascar Tuberías

como desatascar tuberias

Desatascar tuberías en casa es algo muy importante para no tener que desperdiciar dinero en trabajos sencillos que puedes realizar en casa sin que un fontanero sea contratado sin necesidad. No tener que llamar al fontanero para ayudarnos a desatascar alguna tubería nos ahorrará a la larga mucho dinero, por lo que es recomendable aprender a hacerlo por nuestra cuenta.

POR QUE NO LLAMAR A UN FONTANERO

Un fontanero puede cobrar bastante incluso por las tareas más nimias y sencillas del hogar, y desatascar tuberías tiene variables grados de complicación dependiendo del tipo de tubería que se haya atascado en determinado momento. Por ello, una excelente opción para ahorrar dinero es simplemente aprender a hacer lo que él hace para aplicarlo en tu propia casa, a menos por supuesto que se trate de un trabajo de alta complejidad con el que sea mejor no involucrarse debido a la posibilidad de causar algún daño severo que termine por salirnos aún más caro. Todo dependerá entonces de la dificultad del trabajo. Si se trata de una tubería esencial que debe ser desatascada y resulta un trabajo sumamente complicado, es preferible mantener la distancia y llamar a una empresa de desatascos en Zaragoza que se encargue de ello. Sin embargo, si se trata de una tubería pequeña o se trata simplemente de un trabajo sencillo y fácil de llevar a cabo, es mejor guardar el dinero y encargarse por su propia cuenta de ello.

COMO DESATASCAR UNA TUBERIA

  • Mezclar vinagre y bicarbonato de sodio: Esta mezcla resulta muy útil para desatascar tuberías pequeñas. Lo primero que hará esta mezcla es una gran efervescencia espumosa la cual podrá ser vertida directamente dentro de la tubería. Posteriormente, se puede utilizar agua hirviendo, lo cual podrá arrastrar cualquier obstrucción orgánica que podría estar dentro de la tubería, causando el problema de atasco.
  • Utilización de ácido sulfúrico: Este es uno de los ácidos más fuertes disponibles en el mercado, y de hecho no se puede encontrar en cualquier negocio; se debe ir a un negocio especializado. El ácido sulfúrico es capaz de corroer y disolver cualquier materia orgánica que esté tapando la tubería lo que hace que sea una herramienta muy útil para solventar este problema.
  • Utilización de Sosa Cáustica: La sosa caustica es una sustancia alcalina que tiene la capacidad de corroer y disolver materia orgánica, muy similar al ácido sulfúrico que habíamos cubierto previamente. Sin embargo, esta no es un ácido, sino que, al contrario, es una sustancia básica. Por lo tanto, no debe ser mezclada en ningún momento con sustancias ácidas tales como otros productos de limpieza comúnmente utilizados en el hogar.
  • Desatasco manual: Utilizar un desatascador de cable también puede ser una opción para desatascar una tubería. Sin embargo, no suele ser necesario ya que las obstrucciones caseras de tubería pueden ser solucionadas con el uso de químicos sin necesidad de tocar la tubería.
  • Utilización de ácido clorhídrico: Es un ácido corrosivo similar al ácido sulfúrico, solo que es más débil y es más fácil encontrarlo en tiendas comunes.